Extremadamente sencillo y fácil de preparar, puesto que únicamente se necesitan unos pocos ingredientes básicos: café molido o en cápsulas, un poco de leche fría, azúcar y virutas de chocolate.

Preparación

  • Primero se prepara la espuma de leche con la boquilla de vapor de la cafetera eléctrica o un espumador.
  • A continuación, se elabora un café espresso (40 ml) y se añade azúcar al gusto.
  • Se coloca un poco de espuma de leche sobre el espresso. Si se desea un sabor más suave, basta con añadir mayor cantidad de espuma.
  • Por último, se espolvorea con virutas de chocolate. 

La combinación del café espresso con una gota de leche en el centro crea una experiencia intensamente suave que seguro hará las delicias de los paladares más gourmet.

Fuente: https://www.aguaeden.es


Política de Cookies
Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar